Alicia preguntó al Gato de Cheshire,
que estaba sentado en un árbol,
“¿qué camino debo tomar?”
El gato preguntó,
“¿a dónde quieres ir?”
“No lo sé”, respondió Alicia.
“Entonces”, dijo el gato,
“no tiene mayor importancia,
¿o sí?”

bS logo

Facebook, un rebranding para un lavado de cara

Equipo Whiplash, 22 de octubre de 2021

Facebook, un rebranding para un lavado de cara

Tras los últimos escándalos que han dejado a Facebook en una posición muy dudosa ante sus usuarios, el fundador de la compañía, Mark Zuckerberg, está planeando cambiar el nombre de la casa matriz. Con esta estrategia, la red social azul, Instagram, WhatsApp y Oculus, además de otras, quedarían bajo la nueva marca paraguas, lo que ayudaría a proteger a la compañía de las polémicas que actualmente afectan a la marca original.

El rebranding es una de esas decisiones complicadas que, en ocasiones, toman las empresas para renovar la marca, refrescar su imagen, adaptarse a las demandas de los nuevos tiempos y adecuarse a la evolución del propio negocio. El objetivo, en cualquier caso, es cambiar la percepción que el público tiene de la marca.

Es el caso de Facebook que, por lo visto, utilizaría esta estrategia para hacer que el público centre su atención en la nueva denominación y olvide los escándalos que han rodeado recientemente a la empresa fundada por Mark Zuckerberg. De acuerdo con diversas fuentes, la próxima semana, durante la conferencia anual Connect del próximo 28 octubre, Zuckerberg anunciará el cambio de nombre de la matriz.

En la actualidad, Facebook es propietaria, entre otras, de las redes sociales Facebook, Instagram y Workplace, los sistemas de mensajería WhatsApp y Messenger, la compañía de realidad virtual Oculus VR y Horizon Workrooms. La nueva marca paraguas gestionaría todos los negocios de la actual Facebook, bajo un nombre que refleje su enfoque en el metaverso.

El metaverso –un entorno virtual donde las personas interactúan a través de elementos de la realidad virtual y la física– es el nuevo objetivo del  conglomerado estadounidense con sede en Menlo Park, California. Como primer paso en esa dirección, en agosto de este año Facebook lanzó la plataforma de realidad virtual para el teletrabajo Horizon Workrooms,, para la cual ha creado las gafas Oculus Quest 2 y ha incorporado multitud de funciones que recrean el mundo real en el virtual. También ha anunciado que contratará 10.000 personas en Europa para la creación de su metaverso.

El próximo paso sería el anuncio de la nueva empresa paraguas. Así, Facebook emularía a Google, que en 2015 creó Alphabet para organizar todos sus negocios bajo una marca distinta a la del buscador. Con esa acción, el gigante tecnológico no sólo mejoraba la estructura de gestión de sus distintas empresas sino que lanzaba al mundo el mensaje de que ya no eran sólo un motor de búsqueda, sino un poderoso holding con intereses en muchos sectores.

En el caso de Facebook, además de reorganizar su estructura empresarial haciendo un guiño al metaverso, el movimiento es también un lavado de cara tras meses de problemas técnicos, polémicas, juicios y escándalos que han dejado su reputación muy mal parada. Para Zuckerberg es, sin duda, una manera de poner distancia con las redes sociales que tantos quebraderos de cabeza le están dando, y que han llevado a Facebook a declarar ante el Congreso de EEUU con relación a los documentos filtrados por la exempleada Frances Haugen y publicados por el The Wall Street Journal.

El tiempo dirá si el previsto cambio de nombre de la empresa matriz surte el efecto deseado y la percepción de los usuarios hacia el conglomerado de Zuckerberg cambia. Aunque no será fácil si no cambian también las prácticas poco transparente que han sido el origen de la pérdida de imagen y reputación de la compañía original. Sin una transformación profunda en la manera de proceder de la marca, el rebranding no habrá que o más una costosa operación de maquillaje.

No Comments

Post A Comment

*

code