Alicia preguntó al Gato de Cheshire,
que estaba sentado en un árbol,
“¿qué camino debo tomar?”
El gato preguntó,
“¿a dónde quieres ir?”
“No lo sé”, respondió Alicia.
“Entonces”, dijo el gato,
“no tiene mayor importancia,
¿o sí?”

bS logo

Correos, una nueva imagen que va mucho más allá de lo estético

Equipo Whiplash, 07 de junio 2019

Correos, una nueva imagen que va mucho más allá de lo estético

Correos, una de las empresas más longevas de España, con más de 300 años de historia, presentó a principios de esta semana su nueva imagen corporativa “más sencilla, abierta y digital”. La nueva marca busca mostrar la capacidad de adaptación de Correos a las necesidades del siglo XXI, sustentándose en las tres líneas estratégicas que han impulsado su transformación empresarial en los últimos años: sostenibilidad, digitalización e internacionalización. Al respecto, Eva Pavo, directora de comunicación y marketing de Correos, ha señalado que “con la transformación intensa ocurrida durante los últimos años era necesario modernizar la marca”.

Desde hace ya años, la sostenibilidad es uno de los pilares estratégicos de Correos, que es consciente de que, dado su alto volumen de negocios, cualquier acción que lleve a cabo tendrá un impacto en la sociedad. Con su nueva imagen corporativa, Correos da un paso más en su compromiso con la sostenibilidad, comenzando por el nuevo logo que, al eliminar elementos superfluos, consume menos tinta (todas al agua, menos contaminantes) y vinilado, insertándose así en una filosofía más “nude” (menos tinta, embalajes más sostenibles…), a tono con las demandas de una sociedad cada vez más consciente de la necesidad de cuidar nuestro planeta.

Además, como parte de la implementación de la nueva imagen, en los embalajes, todos de cartón 100% reciclado, se ha sustituido la Línea Verde por la Línea Bosques de Correos. Esta línea “tiene como objetivo favorecer la reforestación del territorio nacional, así como sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de preservar los valores naturales y la biodiversidad, con una contribución de 3 céntimos por embalaje».

Desde el año 2000 la Línea Verde –ahora Línea Bosques de Correos– es la fuente de financiación de “Bosques de Correos”, una iniciativa de reforestación y recuperación de zonas degradadas gracias a la cual se han plantado más de 90.000 árboles distribuidos en 19 bosques en toda España.  Por otra parte, los  sobres de Correos se producen con papel que proviene de bosques gestionados de manera sostenible y se ha sustituido el plástico de la ventana transparente por “papel cristal” que es 100% celulosa con la intención de que todos sean “carbon neutral”.

Todo esto está en consonancia con los objetivos de sostenibilidad que se ha  marcado la corporación y que incluyen mejorar la calidad del aire en las ciudades, luchar contra el cambio climático, consumir de manera sostenible mediante un uso eficiente de los recursos y aumentar el porcentaje de reciclaje al reducir la cantidad de residuos generados.

Estos objetivos se enmarcan en su política de excelencia y sostenibilidad, que se concreta en diversas acciones como, por ejemplo, la renovación gradual de su parque automotor para reducir las emisiones de CO2. Hoy la empresa cuenta con la mayor flota de vehículos eléctricos del país, con 594 unidades entre furgonetas, coches y motos, y la intención es seguir ampliándola. Además, desde 2018 el consumo energético de la empresa se suple íntegramente de fuentes de energía totalmente renovables con certificado de garantía de origen.

Una coherencia y consistencia transversal a toda la organización que sin duda está dando frutos, y que se ha reflejado en los resultados del económicos del primer trimestre de 2019, en el que la paquetería ha sido el motor de crecimiento, con un aumento de ingresos del 21%.

Este compromiso se refleja claramente en la nueva imagen corporativa que, en palabras de la propia Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, se adapta al cambio de paradigma empresarial experimentado por la compañía en los últimos cuatro años, pasando de ser un servicio meramente postal, a liderar el mercado de la paquetería en el país, con más de 160 millones de envíos al año. Todo esto, por supuesto, ha implicado cambios logísticos, de recursos humanos e incluso de flota.

En cuanto a lo estético, en esta nueva etapa, la estatal de paquetería y servicios postales se ha decantado por un lenguaje visual más sencillo e internacional, a tono con su estrategia de expansión iniciada con el lanzamiento de Correos Express Portugal, el pasado abril, y que contempla la próxima incorporación del Sudeste Asiático.

La actualización de la marca estuvo a cargo de la agencia Summa, que ha llevado a cabo el rebranding de otras emblemáticas del sector público como RTVE. “Correos es una marca entrañable, un icono característico del paisaje urbano y rural de nuestro país y por eso cualquier modificación en sus elementos de identidad debía ser llevada a cabo con sumo cuidado y siendo fiel a su esencia”, explica la agencia en su página web.

El nuevo logo se ha construido partiendo del diseño creado en 1977 por José María Cruz Novillo y, aunque elimina el nombre, mantiene los elementos fundamentales como la cornamusa y la corona, y el amarillo como color corporativo, al que además se da mayor presencia en todo el despliegue de la imagen de marca.  En general, “el nuevo diseño elimina o simplifica diversos elementos, manteniendo otros, como la cornamusa con retoques apenas perceptibles. Básicamente, se puede considerar un restiling muy respetuoso con el trabajo precedente, manteniéndose la esencia formal, la fuerza y la elegancia de la marca del maestro Cruz Novillo”, señala el director creativo de BrandSmith, Miguel García Machín.

Se muestra así el isotipo en su forma más sencilla, para crear así un símbolo internacional, reconocido y reconocible por la sociedad española y aplicable a todo tipo de soportes y documentos.  “Apostamos por dar al símbolo mayor protagonismo, eliminando elementos accesorios que añadían ruido y dejando que sea en ocasiones el único elemento identificador de la marca, prescindiendo incluso del naming”, explica Summa en su web. “El símbolo está alineado con la filosofía pixel perfect, lo que le permite un mejor comportamiento en espacios reducidos y en soportes digitales, donde la marca está cada vez más presente”. 

Para explicar su nuevo logo y, de paso, intentar captar a las nuevas generaciones, Correos ha lanzado un trap en el que, de una forma, cuanto menos, divertida, describe el cambio de imagen con un pegadizo estribillo: “Cruz, doble eme, raya, espiral”, que hace referencia a los elementos del logo:  la cruz, la doble eme y la raya conforman la corona, y la espiral la cornamusa.

Como elementos importantes dentro del desarrollo de la nueva imagen visual de la corporación, Summa ha creado también una tipografía específica para el grupo, que ha bautizado como Cartero y ha desarrollado un sistema visual unificado basado en la etiqueta como elemento fundamental para el envío y recepción de cartas o paquetería. Se trata “un sistema modular y flexible que identifica de forma trasversal a todas las piezas de comunicación de la marca”, explica la agencia.

Habrá que esperar a ver cómo se desarrolla la implementación total de la nueva imagen corporativa, entretanto, el trap de Correos puede convertirse en el hit del verano.

No Comments

Post A Comment

*

code