orbea

ORBEA

Cooperativa dedicada a la fabricación y venta de bicicletas y soluciones para el deporte al aire libre perteneciente a la Corporación Mondragón. 2008-2012. Identidad organizativa, Visualización y planificación estratégica, Asesoría estratégica transversal continuada, Organización de evento y creación de Orbea Book, Diseño de concepto y procesos para tiendas propias.

 

Hay marcas que están fuertemente vinculadas a una determinada categoría de producto. Esto es típico de marcas longevas que en vez de diversificarse se han especializado. El crecimiento natural para estas marcas se da en la ampliación de la gama y la internacionalización, lo cual refuerza aún más su posición y su vínculo con el producto y el conocimiento del consumidor. Pero antes o después surgen oportunidades -o deseos- de abrirse a nuevas categorías de productos y es en estos casos cuando se presenta un auténtico reto de rebranding: el proceso no consiste en un sencillo renaming o restyling, sino en modificar las percepciones que los consumidores, a lo largo de los años, han asociado a la marca.


Orbea es una marca con prestigio internacional. Históricamente asociada al mundo del ciclismo en carretera, en los años 80 y en especial los 90 se adentró en el mountain-bike y más adelante en el triatlón.


Esta cooperativa, que nació como empresa familiar dedicada a la fabricación de armas en 1859, hoy en día vende de media 250.000 bicicletas cada año en casi 70 países de todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, España y Francia. Cuenta con más de 250 trabajadores distribuidos en tres plantas de producción en Mallabia (Bizkaia), China y Portugal.


Hacia el año 2005 empezó a surgir la inquietud de abrirse a nuevas categorías de producto, más allá de la bicicleta. La idea era convertir la marca en un proveedor de soluciones de deporte al libre. La lógica provenía de la constatación de que el usuario de Orbea no era ciclista únicamente sino que practicaba otros deportes como esquí, natación o running, es decir, deportes al aire libre. Pero más allá de las dificultades de canal o de know-how que podría entrañar una apertura a productos nuevos, el mayor reto era convertir una marca de bicis en una marca de deporte outdoor… un viaje que comenzó en 2008 y que aún continúa.

 

icon-link