Equipo Whiplash. Mayo 2018.

Mientras los consumidores son cada vez más conscientes de que el concepto de sostenibilidad debe trascender lo puramente medioambiental e incluir aspectos sociales y económicos, las marcas se enfrentan al reto de comprometerse desde su propósito con una sociedad más sostenible que haga un uso más inteligente de sus recursos. Christopher Smith, CEO y fundador de BrandSmith ofreció las claves para abordar con éxito este desafío en el marco del curso ofrecido por PEFC España en Ezcaray el martes 8 de mayo.

Con el objetivo de promover e impulsar el cambio hacia la sostenibilidad y como parte de su proyecto Innova en Verde, nuestro cliente, PEFC España ofreció en la localidad riojana de Ezcaray el curso Innovación, Legalidad y Sostenibilidad de la cadena de valor de la madera en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.


La jornada ha contado con la participación de la secretaria general de PEFC España, Ana Belén Noriega; el presidente de Garnica, Pedro Garnica; el director técnico de Bodegas Muga, Isaac Muga, los arquitectos Rubén Picado y María José de Blas; el chef del Portal del Echaurren, Francis Paniego y nuestro CEO, Christopher Smith.


Los consumidores, y la sociedad en su conjunto, demandan de las marcas un compromiso con la sostenibilidad que trascienda las meras declaraciones. Para las organizaciones, por su parte, es ineludible la necesidad de conectar desde su propósito, el porqué de su existencia, con las aspiraciones colectivas de la sociedad de una manera demostrable, coherente en la gestión del negocio, consistente en su comunicación y que ésta sea comprensible para todos. El propósito, en resumen, es para Smith “la herramienta que conecta una inspiración con una aspiración (colectiva)”.


Para trasladar eficazmente ese propósito a los consumidores, es necesario utilizar un lenguaje cercano y establecer una relación de confianza con la sociedad que trascienda la misión. El propósito debe manifestarse en la personalidad de la organización con integridad y honestidad, y en su propuesta de valor al mercado con competencia y transparencia.


“El reto de la sostenibilidad pasa por adquirir un compromiso con la sociedad para hacer que pase algo”, afirma Smith, quien concluye que ese “algo” no se circunscribe a la creación de riqueza debe ser beneficioso para todos contribuyendo en la creación de una sociedad y un mundo mejores.