• +34 915 030 587
  • Ribera del Loira 46, Edificio 2, 28042 Madrid

Cuatro consejos para triunfar en 2019

Whiplash team. Enero 2019 

A lo largo de los últimos años, pero especialmente en 2018, hemos visto cómo las marcas se han transformado en activistas, abrazando causas sociales, políticas y medioambientales, y alineando su propósito con las expectativas del público.  La tendencia se mantiene, y en 2019 las marcas tienen una nueva oportunidad para inspirar y fidelizar a los usuarios por medio de acciones claras que demuestren su compromiso con los asuntos que preocupan al conjunto de la sociedad.

En 2017 el veto migratorio de Trump fue el pistoletazo de salida para que las marcas comenzasen a olvidar el viejo paradigma de que las marcas no deben entrar en política, y empresas como Starbucks, Airbnb, Google, Facebook, Tesla o Apple, condenaron abiertamente el decreto y se rebelaron contra la medida. Fue el inicio de una tendencia que se ha mantenido. Poco a poco, hemos visto como marcas en todo el mundo han comenzado a tomar partido y a asumir una postura alineada con su propósito, que se refleja además en sus productos, su propuesta de valor al mercado, su personal y en todos los aspectos de su comunicación. Sin embargo, de cara al año que comienza, los expertos coinciden en la necesidad de tener en cuenta los cuatro elementos siguientes para mejorar tanto los resultados como las tasas de conversión:

Ser originales y aprender de los errores. Esto es un mandamiento y se aplica a todo, incluso al fracaso. Sin duda, para avanzar hay que experimentar y equivocarse es parte de la experimentación. Las marcas necesitan renovarse y probar cosas nuevas y esto, probablemente, las lleve a cometer errores. Lo importante es aprender de ellos y compartir la experiencia por medio del diálogo con otros actores de la industria. Esto no implica, por supuesto, revelar ningún secreto.

Una acción vale más que mil palabras. Es a través de acciones que se construye una relación de confianza con el usuario. Las marcas tienen la oportunidad de mejorar su credibilidad ante los usuarios y al mismo tiempo fortalecer su negocio. De acuerdo con la revista Branding Strategy Insider, “estas acciones deben alinearse con los valores de la marca, y los clientes deben percibir que los empleados de la marca viven de acuerdo con esos valores en cada transacción, interna o externa”.

Los datos son importantes, pero con mesura. El hecho de que la tecnología ofrezca la posibilidad de recabar, analizar y cribar ingentes cantidades de datos sobre los usuarios no le da derecho a ninguna marca a abusar en la recolección de data ni a ser intrusiva con la excusa de la personalización. En este sentido, la consultora Accenture aconseja alinear la estrategia de recolección de datos con los objetivos de negocio, y recabar únicamente aquellos datos necesarios para impulsar el desarrollo de nuevos productos y/o servicios.

El largo plazo se impone. El marketing pierde adeptos en las juntas directivas y eso se refleja en sus presupuestos. En los últimos tiempos el pensamiento estratégico ha perdido terreno frente la ejecución rápida y reactiva de acciones que impulsen el marketing de resultados. Es hora de volver a pensar en la marca y en su crecimiento en el largo plazo.