Equipo Whiplash. Julio 2017.

Las marcas se enfrentan al reto constante de adaptarse al momento y a los cambios que impone el surgimiento de nuevos canales de comunicación, tanto en la forma de relacionarse como en el lenguaje. En este contexto, es fácil dejarse llevar por las modas, querer mimetizarse con las fórmulas de los nuevos tiempos en un intento por ganar nuevos seguidores y, en el camino, olvidar o dejar de lado aquello que impulsa y es la verdadera razón de ser de la marca: su propósito.

 Leer más