Equipo Whiplash. Junio 2017.

Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir con emoción: “¡Amo esta marca!”. Y no deja de ser cierto, pero con matices: el amor consumidor-marca nada tiene que ver con aquel que sentimos por otra persona y para que un consumidor llegue a “amar” una marca hace falta mucho más que cumplir con sus expectativas o satisfacer sus necesidades.

 Leer más