Equipo Whiplash. Marzo 2017.

El avance del espacio digital en la cotidianidad es indetenible, no sólo como un proceso de adecuación técnica, sino como proceso de cambio social y cultural. En este contexto, los productos se desmaterializan, desaparecen los intermediarios en los negocios y el cliente ejerce su poder a golpe de click. Como consecuencia, las marcas se ven obligadas a crear valor en el espacio digital donde ocurre buena parte de la interacción entre usuario y marca.

 Leer más