Equipo Whiplash. Febrero 2017.

La reacción de empresas como Google, Facebook, Apple, Starbucks o Airbnb ante el decreto antinmigración del recién estrenado presidente estadounidense Donald Trump, ha puesto en entredicho la postura tradicional de las marcas de no entrar en política para no perder clientes potenciales. La polémica está servida: ¿Deben o no las marcas tomar posición? ¿Deben convertirse en activistas? ¿Qué papel juegan en todo esto los valores de la marca y por qué ante esta situación son más importantes que nunca?

 Leer más